Candela's Goodnight

Thursday, December 07, 2006

demorada...

De tumbo en susto, va pasando el tiempo por esta incertidumbre que me atrevo a llamar vida; mientras dudo de todos aquellos objetos que consideraba concretos, trato de mantenerme a flote… un día lo logro, otro día sucumbo dejándome llevar por la angustia que recorre mis venas, me sumerjo en el conflicto de emociones que escondo tras un maquillaje de verdades tibias y mentiras a medias...

Reconozco, que este año he madurado un tin, solo un tin, un poquitín. Si! Porque antes bebía un día sí y un día no… pero esta rutina me estaba matando! Ahora, bebo todos los días y me siento un poco más viva de vez en cuando.

Me altera sentir el primer sorbo de cerveza fría congelando toda mi boca, para luego abrirse paso por mi garganta, refrescando cualquier rastro del mal día, alejando la inconformidad que me provoca la rutina --toda una correntada placentera me altera hasta el último poro de mi ser--, sonrío para mi, completamente exitada, intuyendo ya las sorpresas que la noche me depara.

Censuran mi debilidad, las personas que cruzan junto a la mesa que comparto en la vereda con un extraño conocido, un devoto acólito de la luna llena y una hambrienta de emociones fuertes, mas Yo repito muy a mi manera las palabras de aquel martir crucificado “perdónalos no saben lo que hacen ni lo que se pierden!”; aunque debo reconocer que sus reproches o reclamos me tienen sin cuidado… nada en esta vida se compara a la emoción que experimento al sentirme iluminada por Dionisio.

Alguna vez, intenté alejarme de su alegre compañía; fue un tiempo confuso, aunque no del todo malo… la realidad se convirtió en realidad: una escala de grises, del más claro al más oscuro; mas percibí una ausencia total de color, un aburrimiento permanente, un aborto constante de ideas brillantes en manos del miedo al ridículo.

Entonces, decidí volver al encuentro del espíritu del exceso, quien paciente reservaba un lugar a su derecha, al verme apoyada al dintel de su morada no dijo nada, sus ojos me contaron todo… Yo era bienvenida, solo había demorado un poco mi llegada.
posted by María Candela at 8:22 AM

7 Comments:

Como cuando regreso el hijo prodigo, se le puso el anillo y se hizo una fiesta, su hermano renego de él, su Padre lo amo pero para todos es el hijo prodigo nomás.

Cada año maduramos un tin mas o un tin menos, lo que importa es el color con el que llegamos a enero ;)

Beso Candela

10:40 AM  

¿Mientras no te excedas ni eso te esclavice porqué no ser feliz?
Hay épocas en la vida que pasan lentas, sin emociones, repetitivas, sin esperanzas, grises. Nos sentimos vacíos y perdidos y nos agarramos al primer trozo de madera que pasa a nuestro lado flotando a la deriva como nosotros.

A veces nos perdemos en un mar gris, otras veces solo se necesita esperar un poco así hasta que el cielo se abre de nuevo y se hace de nuevo la luz.

¿Así que mientras tanto porqué no disfrutar las cosas buenas de la vida?

Besazo.

11:08 AM  

Candelita, creo que ese es el proceso de la vida, ir madurando de a poco o de a mucho dependiendo de lo que acontece en nuestra vida. Espero que tu vida esté llena de hermosos momentos que te hagan sentir feliz, de momentos no tan felices para que seas feliz a pesar de todo y de momentos duros, para que te ayuden a madurar, eso si, que para todos los momentos duros tengas siempre una mano amiga que te ayude a levantar.

Besos ;)

3:11 PM  

Ya que se ponen a los "pies" de una divinidad les comento que Dionisio como los demas dioses (incluyendo a los que han durado hasta hoy como divinidades de devocion) no iluminan ni una fraccion de un lumen...de hecho cito a Bakunin "La idea de Dios implica la abdicación de la razón humana...; es la negación mas decisiva de la libertad humana y lleva necesariamente a la esclavitud de los hombres, tanto en la teoría como en la práctica.» ----identico al alcohol, ja de hecho a algunos los llena de entusiasmo hasta que terminan hablando en lenguas muertas, pateticos casos y para que hablar de los que terminan en la calle luego de una vida de ofrendas mientras el dueño de la licorera amaza fortunas...ja como en las diversas iglesias de la superdivinidad occidental... se parecen tanto, la relacion entre un vicio enagenante y una ignorancia enegenante que entiendo el porque los borrachos de la fe sienten que iluminan sus infiernos y que son felices.
comúnmente en los pueblos más pobres lo que más abunda son esos establecimientos, licoreras e iglesias,,,hasta dos por calle!!! buen negocio la desgracia agena, no? tan bueno como el de la guerra.


«La única iglesia que ilumina es la que arde.»

11:22 PM  

¿Conocerás esas palabras que te dice Mu Arae,
mmmmmmmmm??? Yo no sé, pero de todos modos;

¡¡¡   SALUD   !!! (otra vez)

DTB

4:24 PM  

Joss-INTUYO que se calló dentro de una o varias botella salidas de uno de los tantos templos de enagenación...salud, la necesitará!

7:50 PM  

Fe de ratas...
escribí calló...cayó.
escribí botella...botellas
y aunque la primera es una caida absurda, es imperdonable...

8:14 PM  

Post a Comment

<< Home